plantita inicio

PROGRAMAS

La fertilidad es reflejo de tu salud. Y como tal, puedes mejorarla.

No estás rota. No es que tu cuerpo no funcione. Y no, no es tu culpa. Es solo que nadie nunca te ha enseñado cómo. 

Si tras leer esto te tuvieras que quedar con un mensaje, solo uno, me gustaría que fuera este. 

La fertilidad se trabaja. Y además, tienes muchísimo más poder para mejorarla del que te han hecho creer.

Coach de salud y nutrición
Sólo tenemos que conectar los puntos y trazar un plan que sea adecuado a ti y a tus circunstancias. Créeme, se lo que se siente cuando la pregunta “¿por qué no me quedo embarazada?” no deja de repetirse en tu cabeza. 
Sé que es tentador comenzar a hacer todo lo que han hecho las mujeres que están a tu alrededor porque si a ellas les ha funcionado, ¿por qué no a ti?. Pero como friki de la nutrición, de la alimentación, de la suplementación y, sobre todo, de la investigación, te garantizo una cosa:
Tú no eres como las demás. Eres única.

Y que lo que hayan hecho las personas a tu alrededor no tiene por qué servirte a ti.  No tienes que perder el tiempo probándolo todo, sintiéndote triste y miserable cada vez que comas y, además, eliminando toda la diversión que la alimentación nos proporciona. La comida es vida. La restricción simplemente no funciona y, además en última instancia, puede hacer más daño que bien.

Por eso mi trabajo gira en torno a ti. A tu persona. A tus circunstancias. A tu historia clínica. A tus síntomas. A tus objetivos. La inclusión de alimentos versus la exclusión. A cuidarte, a nutrirte, a cubrir esos gaps que te faltan para poder recuperar ese equilibrio hormonal y conseguir esa armonía de nuevo. Para pasar de la confusión y la incertidumbre, a la seguridad y la confianza. 

¿Qué?, ¿Te animas?
Te cuento cómo podemos trabajar juntas.
nutricionista funcional españa
nutricionista funcional españa

Por eso mi trabajo gira en torno a ti. A tu persona. A tus circunstancias. A tu historia clínica. A tus síntomas. A tus objetivos. La inclusión de alimentos versus la exclusión. A cuidarte, a nutrirte, a cubrir esos gaps que te faltan para poder recuperar ese equilibrio hormonal y conseguir esa armonía de nuevo. Para pasar de la confusión y la incertidumbre, a la seguridad y la confianza. 

¿Qué?, ¿Te animas?
Te cuento cómo podemos trabajar juntas.

Mis programas

consultas mensuales nutricion

Fertilidad 3M

La forma clásica de trabajar del nutricionista, pero yo con un pequeño giro que lo hace un poco diferente y lo convierte en algo super especial. 

Descifrando tus Hormonas

Un test. Una sesión. Tu plan de alimentación. Tu protocolo de suplementación. La forma más rápida y precisa de evaluar tu salud hormonal. Desde la comodidad de tu casa y sin mover un dedo. 
conoce tus hormonas
fertilidad integral

Fertilidad Integral

Mi programa estrella. Fan declarada de los test funcionales, este programa incluye los tests actuales más TOP de la salud hormonal y salud digestiva. 

Lo que dicen mis pacientes...

Preguntas frecuentes

¡Por supuesto! Trabajo y te acompaño independientemente de en qué momento de tu camino estes. No importa que estés empezando tu búsqueda, que lleves ya meses o años intentándolo, estés buscando tu tercer hijo o metida de lleno en un tratamiento de fertilidad. Juntas crearemos un plan integral de alimentación y estilo de vida para que puedas optimizar tu fertilidad. Tu plan es único. Tu plan se basa en tus analíticas, en tus objetivos, en tus síntomas, en tus inquietudes, en tus tiempos y en tus preferencias a nivel alimentación. Vamos a descubrir aquello que está interfiriendo en ese equilibrio y bienestar hormonal y adaptaremos tu plan para que, en lugar de sentirte triste, frustrada y pérdida, disfrutes del camino.

Utilizamos test hormonales funcionales, cuestionarios de sintomatología e historia, no sólo clínica, sino también personal, para construir los 5 pilares de la fertilidad para crear un cambio duradero que pueda devolver la ilusión, la alegría y el placer a tu vida a la vez que trabajamos en abordar la raíz de por qué el embarazo no llega.

El camino de la infertilidad es un camino solitario, duro, tremendamente frustrante, a la vez que aterrador y confuso. Pero no tiene que ser así. Tú y tu pareja tenéis más control sobre vuestra fertilidad de lo que creéis. La inflamación y el desequilibrio hormonal están en el centro de la mayoría de los problemas de fertilidad y vuestras hormonas se ven directamente afectadas por la forma en que nutrís vuestros cuerpos y también vuestras mentes.

¿Sabías que nuestros óvulos tienen un periodo de maduración de al menos 90 días? En realidad, mucho más… hasta nueve meses antes de que ovules, ese pequeño óvulo estaba ya formándose… pero esos últimos tres meses son importantísimos ya que la influencia de la alimentación y el estilo de vida es especialmente fundamental. Eso significa que el óvulo que ovules este ciclo está totalmente influenciado por tu alimentación y tu estilo de vida de los últimos tres meses… Si supieras esto, ¿no querrías trabajar para que el óvulo sea de la mejor calidad posible?

Nunca diré ni me oirás decir que puedo garantizar un embarazo. Y si alguien te lo dice, corre, porque está mintiendo, ya que, desafortunadamente, nadie puede. Pero lo que puedo sí puedo garantizar es que vamos a preparar tu cuerpo lo más posible y encontrar las causas de por qué tu embarazo no llega, para optimizar y maximizar las oportunidades de quedarte embarazada de forma natural e incluso, en el caso de acabar yendo por la vía de la reproducción asistida, llegar en tu estado más óptimo posible.

Se sabe que existen alimentos, sustancias químicas, factores medioambientales y factores estresantes que alteran las hormonas y afectan de una forma tremenda al ciclo menstrual, y a tu salud en general. Al identificarlos, eliminarlos y ajustar tu alimentación y tu estilo de vida, podemos recuperar ese equilibrio que tu cuerpo lleva tanto tiempo buscando.

No lo digo yo, que llevo años formándome en esto, y más de un centenar de clientas a mis espaldas. Lo dice la ciencia. No soy ninguna gurú, ni ninguna adivina. Sabemos que la nutrición tiene efecto en la fertilidad, es un hecho. Y si tu médico te dice que no, sencillamente cambia de médico.

Los profesionales de la salud que nos dedicamos a la rama funcional hablamos de test funcionales. Estos test no son excluyentes de los test que utilizamos en la medicina convencional. De hecho, usamos ambos y el nombre funcional hace referencia sencillamente a que son test que utilizamos en el mundo funcional y complementan la visión funcional que tenemos del individuo, al que vemos como un todo y no como órganos y sistemas aislados. Hay multitud de test disponibles, y cada vez son más los laboratorios que los ofrecen y los marcadores que van saliendo. Sin embargo, no necesariamente es mejor y realmente depende del sentido común del profesional de la salud que esté evaluando cada caso. Por eso no trabajo siempre con estos test, sino que trabajo cuando realmente creo que nos van a aportar información diferenciadora.

Los test que más uso en consulta son el DUTCH test, un perfil hormonal completo a través d muestras de orina en seco y saliva, y el GI MAP, un test de microbiota y evaluación de la función intestinal. Trabajo con NutrEval un análisis super completo de marcadores nutricionales y con el HTMA, un análisis de cabello que nos dé muchísima información del status de minerales de la persona. No tengo afiliación ni me llevo comisión de ningún laboratorio. Y si esto cambia en el futuro, lo especificaré.

Una cosa que he aprendido a lo largo de los años que llevo dedicándome a esto y formándome no solo en nutrición sino también en análisis clínicos, es que los análisis cuestan dinero. Y sin son buenos, aún más. Aun así, no siempre son necesarios. Hay una máxima que sigo siempre y es que, si lo que encontramos en este tipo de análisis no va a cambiar el enfoque de las intervenciones, entonces, no se deben solicitar ni plantear este tipo de test, ya que suponen un coste adicional que no es necesario. Sin embargo, si estás leyendo esto y has llegado hasta aquí, puede que ese no sea tu caso. Estás aquí porque nadie ha podido ni sabido darte las respuestas que buscas. Porque probablemente estés perdida, cansada y frustrada de haber intentado todo lo que crees está en tu mano y, aun así, no obtener ni respuestas ni resultados. Así que si, este tipo de pruebas funcionales, en este caso, pueden marcar la diferencia, porque pueden darnos respuestas que de otra forma es muy difícil o prácticamente imposible encontrar. Desde los más pequeños ajustes hasta los cambios más grandes. ¿Significa esto que hacerte este tipo de pruebas te va a garantizar el embarazo? Lamentablemente no. Nadie puede. Pero sí que vamos a ser capaces de ver y encontrar aquello que esté interfiriendo en que el embarazo no ocurra. Respuestas. Respuestas es lo que obtenemos con este tipo de pruebas.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio
carta

¡Gracias por apuntarte a recibir mi contenido!

Me encantará compartirte información valiosa sobre nutrición y fertilidad y leer tus historias o comentarios.

Nota: Revisa tu bandeja de SPAM para confirmar la suscripción a mi lista.